22 de mayo de 2015

Patatas gratinadas.















Últimamente, parece que mis días tiene 12 horas en lugar de 24, se me amontonan las tareas y no consigo que me cunda todo lo que me gustaría... no se si sera debido a que durante una temporadita me toca vivir sola y no es lo mismo a repartir las tareas... :( :(

En fin, que toda mi rutina ha cambiado y ya no tengo tiempo ni de hacer la compra! Lo positivo es que  la imaginación y el ingenio se tienen que poner a trabajar a full para sacar de la manga recetas deliciosas y tal vez olvidadas!

Aquí va una de esas! Hacia años que no cocinaba estas patatas gratinadas, con lo riquísimas que están! Debía de ser básicamente porque no lo considero lo que se dice muy "sano" debido a la fritura de las patatas y la bechamel... pero que leches! Un dia es un día!

Ingredientes (Para 4 personas)

4 patatas
Aceite de oliva
600 ml  de leche
1 cucharada colmada de harina
nuez moscada
Queso rallado
sal.

1. Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas. Con una cantidad abundante de aceite de oliva a una temperatura media las freímos hasta que estén blanditas y un poco tostaditas por fuera. Retiramos las patatas intentando quitarle el exceso de aceite.


2. En otra sartén hacemos una bechamel. Ponemos una cuchara y media de aceite de oliva y cuando este caliente echamos la cucharada de harina moviendo para que se tueste un poquito la harina. OJO! Yo a la hora de echar la harina aparto el aceite del fuego porque es muy posible que si no se te queme. A continuación echamos la leche, sal y nuez moscada y esperamos a que cueza durante unos 5-10 minutos y que coja un poco de espesor.

3. En un recipiente para horno echamos un poco de salsa bechamel en la base, a continuación las patatas y volveremos a añadir la bechamel que nos quedaba. Por encima extendemos queso rallado al gusto.

4. Dejamos que se gratine en el horno durante 5 min hasta que tenga un aspecto dorado.

Como cabía esperar, al final menos es mas, y las patatas gratinadas es uno de mis bocados favoritos. Hice las fotos por la tarde, con las patatas recién hechas y la gula me pudo hasta el punto de que me las comí para la merienda! jajaja Sigo siendo igual de tragona...

Contadme si las habéis probado alguna vez y si no...ya estáis tardando!! :D :D

Besos!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario