22 de mayo de 2015

Patatas gratinadas.















Últimamente, parece que mis días tiene 12 horas en lugar de 24, se me amontonan las tareas y no consigo que me cunda todo lo que me gustaría... no se si sera debido a que durante una temporadita me toca vivir sola y no es lo mismo a repartir las tareas... :( :(

En fin, que toda mi rutina ha cambiado y ya no tengo tiempo ni de hacer la compra! Lo positivo es que  la imaginación y el ingenio se tienen que poner a trabajar a full para sacar de la manga recetas deliciosas y tal vez olvidadas!

Aquí va una de esas! Hacia años que no cocinaba estas patatas gratinadas, con lo riquísimas que están! Debía de ser básicamente porque no lo considero lo que se dice muy "sano" debido a la fritura de las patatas y la bechamel... pero que leches! Un dia es un día!

Ingredientes (Para 4 personas)

4 patatas
Aceite de oliva
600 ml  de leche
1 cucharada colmada de harina
nuez moscada
Queso rallado
sal.

1. Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas. Con una cantidad abundante de aceite de oliva a una temperatura media las freímos hasta que estén blanditas y un poco tostaditas por fuera. Retiramos las patatas intentando quitarle el exceso de aceite.


2. En otra sartén hacemos una bechamel. Ponemos una cuchara y media de aceite de oliva y cuando este caliente echamos la cucharada de harina moviendo para que se tueste un poquito la harina. OJO! Yo a la hora de echar la harina aparto el aceite del fuego porque es muy posible que si no se te queme. A continuación echamos la leche, sal y nuez moscada y esperamos a que cueza durante unos 5-10 minutos y que coja un poco de espesor.

3. En un recipiente para horno echamos un poco de salsa bechamel en la base, a continuación las patatas y volveremos a añadir la bechamel que nos quedaba. Por encima extendemos queso rallado al gusto.

4. Dejamos que se gratine en el horno durante 5 min hasta que tenga un aspecto dorado.

Como cabía esperar, al final menos es mas, y las patatas gratinadas es uno de mis bocados favoritos. Hice las fotos por la tarde, con las patatas recién hechas y la gula me pudo hasta el punto de que me las comí para la merienda! jajaja Sigo siendo igual de tragona...

Contadme si las habéis probado alguna vez y si no...ya estáis tardando!! :D :D

Besos!!




19 de mayo de 2015

Tarta de chocolate con maracuyá y lima

No puedo seguir de largo cuando leo una revista y en el apartado de las recetas aparecen grandes "obras de arte". Me quedo atónita y sin pensarlo, le saco una foto con el móvil (no soy como mi madre, que colecciona recortes de revistas). Exactamente esto fue lo que me pasó el otro día. Aparecieron ante mi unas cuantas recetas, cada cual mejor. El ingrediente principal era el chocolate. Amo el chocolate. Así que imaginaros mi cara, hasta se me caía la baba y todo.
Tenía que preparar una tarta para un cumpleaños, así que aprovechando también el reto de postres con chocolate de Facilisimo me lancé. Elegí la que más me llamó la atención (al principio tuve mis dudas). Una tarta de chocolate con maracuyá y lima tenía que estar riquísima. Nunca había probado la combinación de esas frutas, y menos con chocolate. Me arriesgué (pese a no saber si podría encontrar la maracuyá) y el resultado efectivamente fue increíble.




Ingredientes:
185 gr. de mantequilla sin sal (pomada)
225 gr. de azúcar
1 cucharilla de extracto de vainilla
3 huevos grandes (ligeramente batidos)
250 gr. de harina
50 gr. de cacao en polvo
1 cucharilla de levadura en polvo
1 cucharilla de bicarbonato
150 ml. de leche

Para la ganache de lima:
100 gr. de chocolate negro
15 gr. de mantequilla sin sal
1 cucharada de cacao en polvo
50 ml. de zumo de lima
3 cucharadas de sirope de arce (o jarabe de arce)

Para la crema de maracuyá:
400 ml. nata para montar
6 maracuyás (le sacamos la pulpa con una cuchara)
2 cucharas de azúcar glas


Preparación:
1- Para las bases de bizcocho: calentamos el horno a 180ºC. Batimos la mantequilla y el azúcar hasta que nos quede blanquecino. Añadimos la cucharilla de vainilla y los huevos. En un bol a parte, echamos la harina, el cacao, la levadura y el bicarbonato. Lo mezclamos bien y lo tamizamos en el cuenco donde tenemos la mantequilla junto con el azúcar. Batimos suavemente. Sin parar, agregamos la leche poco a poco.
Engrasamos y enharinamos un molde de 20cm apto para horno (si tenéis 3, acabaréis antes). Dividimos la masa en tres partes iguales y echamos cada una de ellas en un molde. Horneamos durante aproximadamente 15- 20 minutos. Desmoldamos y los dejamos enfriar.

2- Para la ganache de lima: ponemos todos los ingredientes en un bol a baño María. Vamos removiendo hasta que se mezclen y derritan. Reservamos.

3- Para la crema de maracuyá: batimos la nata con la pulpa de la maracuyá y el azúcar glas hasta que se monte.
Llega la hora de montar la tarta. Colocamos un bizcocho, luego extendemos la mitad de la crema. Hacemos lo mismo con el siguiente hasta que nos quede el último bizcocho arriba de todo. Presionamos un poco hacia bajo. A continuación vertemos la ganache cuidadosamente.




Es una tarta un tanto "laboriosa" (y sobre todo tratándose de que era la primera vez que la hacía). Digo laboriosa en el sentido de tener que esperar a que se horneen y enfríen los tres bizcochos. Pero una vez que están listos, se monta en un periquete. Aunque parezca complicada de preparar, no lo es.

La tarta tuvo mucho éxito en la fiesta. El niño del cumple no usó ni el tenedor para comérsela. Su utensilio eran las manos. Tenías que ver su cara llena de chocolate. Como disfrutaba.
Nadie sabía exactamente los ingredientes que contenía. A simple vista es solo un bizcocho de chocolate y nata. Pero a todo el mundo le encantó ese contraste de lo dulce con lo amargo. Al meter un bocado en la boca parece que se derrite. La mezcla de sabores y la textura son sorprendentes.

Ahora pasa a ser parte de uno de mis dulces favoritos (bueno, creo que todo lo que contenga chocolate ya está en mi lista de favoritos. Así que no sabría decir cual es mi número uno). Os recomiendo y animo a que la hagáis. En una hora y algo la tendréis hecha. Tanto para una fiesta, reunión familiar... con este postre, triunfareis seguro.

Tengo pendiente otra de las tartas que vi en la revista. Os doy un adelanto: lleva Nutella y crema de queso. A que suena bien?



Feliz semana!


Un beso,
Ana

14 de mayo de 2015

Brócoli gratinado

Hay días que llegas a casa cansada de trabajar, de estar estudiando en la biblioteca, de aguantar a gente un tanto insoportable... o simplemente cansada de no hacer nada. (A mi me pasa, cuanto menos hago, menos quiero hacer).
En esos días, quieres llegar a casa y no cocinar. Lo ideal sería tener la comida hecha y poder sentarse en el sofá relajadamente. A lo mejor tienes suerte y alguien te la ha preparado o también puedes optar por dejarla hecha del día anterior.
Si comes en el trabajo o no dispones de mucho tiempo, la mejor opción es hacer la comida de un día para otro.
Pues bien, la receta de hoy es perfecta para eso. Simplemente necesitamos cocer el brócoli el día/noche anterior y el resto es "pan comido".



Ingredientes:
Brócoli
Tomates cherry
Cebolla
Jamón
Queso
Sal y pimienta
Albahaca

Preparación:
1- Cocemos el brócoli, lo escurrimos y lo ponemos en una bandeja apta para el horno. (Si preferís, podéis tenerlo ya cocido con anterioridad).
2- Troceamos la cebolla y el jamón (yo utilicé un trozo de jamón asado que tenía del día anterior) y lo echamos junto con el brocoli.
3- A continuación, cortamos en rodajas los tomates y también los ponemos en la bandeja. Añadimos sal, pimienta y albahaca al gusto.
4- Rallamos un poco de queso y lo ponemos por encima. Elegid el queso que más os apetezca.
5- Con el horno ya precalentado a 180ºC, metemos la bandeja durante aproximadamente 15 minutos. La retiramos cuando el queso empiece a estar tostadito.


Queso manchego aquí?? Imposible de encontrar.
Yo tengo la gran suerte de tener una cuña en casa (alabadas sean las visitas). Como si de una gran joya se tratase, lo "uso" para ocasiones especiales (al final se me va a poner malo y todo).
En fin, este brócoli merecía estar coronado por un gran queso. Rallé un poco, un poquito más, ya que "no era suficiente", y al horno.
Ya os imagináis el resultado. Buenísmio no, lo siguiente. Si es que este queso, a donde va triunfa.

Ya veis que este plato es contundente y rápido de hacer. Mientras está en el horno podéis sentaros y relajaros. Pero no os pongáis muy cómodos, no vaya a ser que os quedéis dormidos.


A ser felices!

Un beso,
Ana

8 de mayo de 2015

Tortilla de patatas de bolsa y verduras

No se si alguna vez habéis probado o os habéis planteado hacer una tortilla con patatas de bolsa. Pues bien, yo si.
Un día, hablando con unas amigas, salió el tema de las patatas fritas (las patatas Bonilla a la vista, para ser exactos). Que si estaban muy ricas, que si patatín que si patatán... Bueno, el caso es que una comentó que había hecho una tortilla con ellas. Me extrañé pero al mismo tiempo estaba intrigada, quería probarla.
Paré en el super a comprar una bolsa, llegué a casa y me puse manos a la obra. Me salió riquisima. Super jugosa. Mi padre no sabía si se trataba de una "tortilla real" o no.

En esta ocasión, la tortilla tiene un toque diferente: verduras. Como me encantan y no me gusta tirar nada, decidí utilizar el brocoli que me había sobrado del día anterior. También alguno que otro ingrediente que tenía en la nevera.
A que se os hace la boca agua pensando en esta tortilla de patatas de bolsa y verduras?



Ingredientes:
3 huevos
Patatas fritas de bolsa
Brocoli
Champiñones
Cebolla
Leche
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Preparación:
1- Ponemos a cocer el brocoli. Cuando esté cocido lo escurrimos y lo reservamos. (En mi caso, ya lo tenía hecho del día anterior).
2- Cortamos en trozos muy pequeños la cebolla. También cortamos los champiñones a la mitad (hay que lavarlos antes). Rehogamos la cebolla y los champiñones en una sartén con poquito de aceite.
3- En un cuenco, echamos los huevos, un chorrito de leche y salpimentamos al gusto. Batimos muy bien.
4- Incorporamos las patatas (yo añadí dos puñados). Las removemos para que se impregnen y se ablanden un poquito. A continuación añadimos la cebolla y los champiñones. Cortamos el brocoli y también lo añadimos al bol.
5- Ponemos una sartén en el fuego con un chorrito de aceite. Cuando esté bien caliente, volcamos la mezcla. Le damos la vuelta para que se cuaje el huevo (el mismo proceso que una tortilla normal). Y ya tenemos nuestra tortilla.

Es muy socorrida para cuando se os antoje una tortilla y no tengáis tiempo para pelar y freír las patatas (a mi es que ese proceso me da una pereza...).
La gente que la ha probado, repite. Bien sea por el sabor o por la rapidez (en 3 minutos la tienes lista).
Os puedo asegurar que el resultado no defrauda.

La tortilla, admite cualquier "tipo de ingrediente". Yo usé estos, pero podéis hacerla con chorizo, jamón, espinacas, queso... Con lo que más os apetezca.
Os animo a que la hagáis. La tortilla es ideal para usar vuestra imaginación. Seréis las/los reinas/reyes de las tortillas.


Feliz fin de semana!

Un beso,
Ana

6 de mayo de 2015

Panini de calabacin tomate y queso


Con la llegada del buen tiempo y el cambio de los jerseys por camisetas y pantalones por faldas, también llega lo que antes o después tenemos que afrontar: si, la dichosa operación bikini. Debo confesar que yo también odio tanto el nombre como lo que conlleva, pero siendo realistas, tengo que decir STOP a ciertos excesos culinarios que tanto me gustan si quiero entrar en la talla del año anterior.

Sin embargo, también tengo que decir que no me gusta la mayoría de verduras y mi ansia de dulce gana el pulso a los platos healthy, así que me he decidido hacer un poco mas llevadero este "calvario" e intentar sacar un poquito de creatividad y hacer las paces con los platos de verduras.


Estos paninis de calabacín con queso y tomate ademas de ser super sanos, los puedes hacer en un pis-pas, y prometo que el sabor es inigualable!

Ingredientes (para 4 raciones)

4 calabacines
16 tomates cherries
queso (podeis echarle vuestro queso preferido, yo opte por cheddar irlandés)
aceite de oliva
sal
orégano


Lavamos bien el calabacín y lo partimos en dos.
Echamos un poco de aceite de oliva por cada mitad, sal y orégano
Partimos lonchas de queso y lo extendemos por la superficie
Finalmente partimos los tomates cherries en dos y los vamos colocando encima del queso

Precalentamos el horno a 150 grados y los metemos durante unos 45 minutos hasta que veamos que el calabacín esta blanco y los tomates asados.

Reconozco que el la mezcla del tomate asado con el calabacín queda muy bien, y el queso le da cierta cremosidad que a mi me encanta!

Ya me contáis que os parecen a vosotros, a ver si con suerte me seguís y se me hace mas llevadero! :)

Besos!







1 de mayo de 2015

Coulant de chocolate

Como apasionada del chocolate que soy, me encanta este dulce. De todas las veces que lo he probado no hubo ni una que no me gustase. Es fascinante ver como de dentro de un bizcochito sale una cremosa salsa de chocolate. Una especie de volcán en erupción. Un placer para la vista, y por supuesto, para el paladar.
Yo siempre quise hacer el coulant de chocolate pero por una cosa o otra nunca lo había hecho. Amigos, conocidos me comentaron que era complicado que te saliese a la primera. Que el truco estaba en el tiempo de cocción. Yo pensaba para mi: tan difícil de hacer es esto? Pues no y si.

Os explico:
NO porque la elaboración de la receta es sencilla. La masa la haces en un periquete (después hay que contar con el tiempo que va al congelador).
Y SI porque tienes que calcular el horneado, dependiendo de la cantidad y recipiente que utilices (ahí es donde yo tuve el problema).

Indagando en Internet, encontré varias recetas, casi todas parecidas. Decidí ver un vídeo que me llamó la atención. Estaba todo super bien explicado, paso a paso. Y con lo más importante, el truco para que este pastel te salga si o si: debe de estar dos horas en el congelador.
El vídeo de el que os hablo es de Lolitalapastelera!
Seguí su receta al pie de la letra (excepto para la decoración). Como podéis comprobar por las fotos, no me salió a la primera.
Queréis saber cual fue mi problema??



Ingredientes: (para 4 coulants)
15 gr de cacao puro en polvo
60 gr de harina
60 gr de mantequilla
120 gr de chocolate para fundir
3 huevos
60 gr de azúcar
1 cucharadita de esencia de vainilla

Preparación:
1- Mezclamos la harina con el cacao en polvo y lo tamizamos. Reservamos.
2- Echamos en un cazo la mantequilla y el chocolate y lo ponemos a fuego lengo. Lo vamos removiendo hasta que se derrita completamente.
3- Batimos los huevos con el azúcar hasta que nos quede blanquecino. Sin dejar de batir, añadimos la cucharadita de vainilla y el chocolate fundido (aseguraos de que está bastante frío, para que no se nos cuaje con los huevos). También vamos incorporando poco a poco la harina. Mezclamos bien hasta conseguir una mezcla homogénea.
4- Repartimos la masa en 4 moldes pequeños (en mi caso, utilice uno grande) y lo metemos en el congelador durante dos horas.
5- Pasadas esas dos horas, y con el horno precalentado a 200ºC, metemos los moldes durante 15 minutos.*
*OJO! Este es el paso más importante para que os salgan perfectos. Para el tiempo de cocción, tenéis que tener en cuenta los moldes que utilicéis (pequeños, grandes, de silicona, de barro...).
6- Los desmoldamos cuidadosamente y listo...a comer!


Donde tuve yo el error?? En el molde usado. No tenía moldes pequeños, los otros eran demasiado grandes. Entonces, me decante por un molde de barro de tamaño mediano (he ahí el problema). Era lo único que me podía servir.
Lo dejé dos horas en el congelador. Después lo metí en el horno (ya estaba lo suficientemente caliente).
Trascurridos 15 minutos, aquello aun estaba "verde". Esperé como siete minutos más. Parecía que estaba listo. Lo saqué y lo desmoldé pero se me deshacía, la masa no había cuajado lo suficiente.
Como pude, lo metí otra vez en el recipiente. Fue al horno durante unos minutos más. Lo volví a sacar y al cortarlo, el resultado no fue el deseado (la foto lo dice todo).
Eso si, me puse las botas, estaba buenísimo. Me lo comía a cucharadas.
Ahora para la siguiente ya se "como hacerlo" (espero que me salga). Vamos a ser positivas: a la segunda va la vencida.
Una pregunta: a vosotr@s siempre os ha salido a la primera??



Feliz fin de semana/puente!

Un beso,

Ana