31 de marzo de 2015

"Fritos de mi abuela"

La mayoría de los abuelos y abuelas malcrían a sus nietos. Es ley de vida.
Si mamá y papá dicen: no le des chuches a la/al niña/o. Pues nuestros abus siempre tienen un caramelo guardado para darnos. Si tus padres te regañan o te castigan, ahí están tus defensores, excusándote el 80% de las veces.
Mi abuela por parte de madre no es la mítica que te da dulces sin que tus padres lo sepan o que te defiende a capa y espada. Es aquella que pretende enseñarte todo lo que sabe contándote cosas de su pasado. Como se vivía hacía ochenta años. En ese momento te das cuenta de cuanto han cambiado las cosas (para bien o para mal?).
Cuando vas de visita, ahí está ella, esperándote para la tertulia con algo rico preparado. Sea lo que sea casi siempre esta bueno (es que a veces hace de cada experimento...). Creo que su postre preferido es este: los fritos. No se si alguien los conoce o los llama de otra forma. Pero en mi casa siempre tuvieron este nombre. La masa es parecida a la de los churros aunque la forma es diferente. Su textura es esponjosa y suave.
Quieres saber como se hacen?? No necesitas ni tomar nota porque los tres ingredientes que necesitamos fijo que los tienes en casa.


Ingredientes: (aprox. 20 fritos)
1 huevo
200 gr de leche
200 gr de harina
Sal
Aceite de girasol
Azúcar glas
Canela

Preparación:
1- Echamos en un bol el huevo, la leche y una pizca de sal. Batimos muy bien.
2- Sin dejar de batir, incorporamos la harina poco a poco hasta conseguir una mezcla sin grumos y espesa.
3- Ponemos en el fuego una sartén con bastante aceite. Cuando esté bien caliente, la ponemos a fuego medio. Cogemos una cucharada de la mezcla y la echamos en la sartén. Le damos la vuelta por el otro lado hasta que tenga un color dorado. Las sacamos para una bandeja con papel de cocina para que absorban el aceite.
4- Espolvoreamos con azúcar glas y canela.

Ya veis! Los fritos son rápidos y fáciles de preparar. Les encantan a todo el mundo.
Pasan de generación en generación. A mi abuela se los enseñó a hacer mi bisabuela y así sucesivamente. Aunque "la receta original corre el peligro de extinguirse". Ya que mi madre a veces le da el punto creativo y los cambia un poquito (le añade trozos de manzana o trozos de chorizo a la mezcla). Y yo, como hija de mi madre que soy, también les doy mi toque. En este caso espolvoreándolos con canela. Como podéis comprobar, esta masa de fritos da mucho juego.
Dije pensaba que eran el postre favorito de mi abuela. Pero lo que si puedo asegurar es que cuando ella los hace, tiene que esconderlos. Mi abuelo no deja ni rastro. Es como un niño pequeño. Tienes que regañarle para que no coma más. Se prepara su taza de leche hirviendo con cola-cao y frito va frito viene. Da gusto verlo comer y como levanta un poco la vista de la taza para saber donde esta la bandeja de los fritos.
Todos tenemos nuestra perdición, y una de las de mi abuelo es esta: los fritos.

Y cual/es es/son las vuest@s?? Yo tengo bastantes, la verdad. Entre ellas, el chocolate.


Feliz semana!

Un beso,

Ana





5 comentarios:

  1. Que buen dulce frito :-)
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si sii...buenisimo! Geniales para cualquier momento :)
      Un beso

      Eliminar
  2. Si que tienen buena pinta. Seguro que están buenísimos, y con el cariño de tu abuela todavía mejor.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los de mi abuela están aún más ricos que los mios. No se cual será su secreto... ;)
      Un beso!!

      Eliminar
  3. Madremiadelamorhermoso! Con esa pinta y con lo fáciles que parecen voy a tener que ampliar las puertas de mi casa porque en poco tiempo con podré pasar por ellas!

    ResponderEliminar